Rolando Alatorre nos platica sobre sus prácticas profesionales

Rolando Alatorre está en el último semestre de la Licenciatura en Ingeniería en Audio y está realizando sus prácticas profesionales en El Desierto CasaEstudio. Así nos platica cómo encontró este lugar:

“Yo conocí el lugar por Instagram, la verdad, y yo quería entrar por la locación: «yo quiero ir a ese lugar que está en medio del bosque», pensaba” Rolando se ríe de su razón. 

View this post on Instagram

🌤🌲😴

A post shared by El Desierto CasaEstudio (@el.desierto) on

“Al comenzar con la clase de prácticas, Sebastián (director académico de Rec Música) te pregunta si tienes un lugar específico al que quieras ir, o el perfil al que quisieras enfocarte. Mi perfil era el de asistente de grabación y mezcla, pero yo solo dije que quería ir a El Desierto. Quien se encarga de las prácticas trató de contactarlos, pero no hubo respuesta. Yo ya iba a confirmar mis prácticas con otra persona cuando consiguieron el teléfono de la persona encargada del estudio. Después de eso hablaron con ellos y consiguieron que pudiera entrar.”

Ahora, Rolando ya lleva más de 6 meses laborando con ellos. Sobre sus aprendizajes nos dice:

 “Siento que todos esos conocimientos [sobre ingeniería]  los traigo de Rec; este proceso ha sido para reforzarlos. Pero, de lo que sí he aprendido muchísimo, es sobre dinámica de trabajo.”

“¿A qué me refiero? Pues, muchísimo en el trabajo es acerca de las relaciones; o sea, el trato de persona a persona, y de cómo relacionarte con un cliente. Por ejemplo, en El Desierto se trata con “clientes top”, entonces debes tener mucha prudencia, y estar consciente que todo es por ellos y para ellos.”

“Claro que es crucial hacer bien tu chamba pero, si te puedes comunicar bien con el cliente, estás del otro lado. Cuidar, tratar y manejar bien tus relaciones puede ser la diferencia entre ser exitoso en este medio, o no.” 

Rolando nos cuenta que sus intenciones son permanecer ahí una vez que haya concluido con sus prácticas, ya que se ha sentido muy cómodo y ha hecho buen equipo. Por último, nos contó de su mejor día en El Desierto: 

“Ni siquiera fue un día de grabación. Fue una vez en que Natalia Lafourcade ensayó ahí por dos días. Uno de esos dos días no fue ninguno de los ingenieros de casa, entonces estuve yo solo haciendo la labor de ingeniero. Estuvo padre porque tuve un trato de tú a tú con ella… ¡Me llamó por mi nombre!” concluye entre risas.

View this post on Instagram

👨🏼‍🦳👩🏼‍🦰🙏✨

A post shared by El Desierto CasaEstudio (@el.desierto) on

Ponte en contacto con nosotros

Síguenos: facebook youtube instagram