De lo mejor en Los 40 principales a Academia Pop en Spotify: la evolución de la lucha por sonar en la radio hacia entrar a las grandes playlists

De lo mejor en Los 40 principales a Academia Pop en Spotify: la evolución de la lucha por sonar en la radio hacia entrar a las grandes playlists

De lo mejor en Los 40 principales a Academia Pop en Spotify: la evolución de la lucha por sonar en la radio hacia entrar a las grandes playlists

Por Carlos Giadans

Platicamos con Eduardo de la Vara Brown sobre la dinámica que existía antes para que una canción llegara a sonar en la radio, y cómo se compara con el proceso actual. Eduardo es tecladista e ingeniero de mezcla para Fiusha Funk Band, Artist & Label Manager en Ditto Music México, e imparte las clases de Laboratorio de Grabación 2 y Herramientas Tecnológicas en la Produccion 2, en Rec Música.

De lo mejor en Los 40 principales a Academia Pop en Spotify: la evolución de una lucha por sonar en la radio a entrar a las grandes playlist oficiales

“Si lograbas que tu canción se colocara en una estación con mucho rating los resultados eran casi instantáneos.”

Antes era muy difícil llegar a la radio de forma independiente, casi imposible. La única posibilidad que tenías de hacerlo era firmando con una disquera, pues gran parte del presupuesto era asignado para la promoción de las canciones en las radiodifusoras.

Esto funcionaba como una cuota para que tu canción estuviera circulando, ciertas veces al día, por un determinado tiempo. Después fue recayendo más en los locutores la decisión de qué sí y qué no sonaba, y eran ellos quienes iban asignando la cuota; a esto se le fue conociendo como “payola”.

Se veían escenas tan surrealistas como ver a un A&R llegar a la estación de radio con un súper carrazo, para dejar las llaves al locutor. Así, básicamente.

Open in Spotify

Matando poco a la gallina de huevos de oro

Eventualmente, esto se volvió ilegal, y se salió tanto de control que cuando llegó la posibilidad de difundir tu propia música de una manera tan inmediata a todo el mundo, con el internet (primero en MySpace y después en plataformas digitales como Spotify, iTunes, YouTube, etc.) comenzó a bajar la necesidad de sonar en el radio.

Con esto nacieron los modelos de agregadoras (el intermediario entre tú, como artista, y las plataformas que agregan tu contenido), ahora llamadas distribuidoras digitales. Al principio, los tratos seguían siendo directo con las disqueras para poder colocar material en internet, pero seguía siendo imposible para los proyectos nuevos e independientes poder subir su material, ya que las cuotas de las disqueras eran muy altas.

Aquí se vio una necesidad, y con esto, la oportunidad de hacer un negocio: dar oportunidad a los proyectos pequeños a que también pudieran subir su material a las plataformas digitales. La primera en hacer esto de una forma realmente accesible fue TuneCore.

Y colorín colorado, este modelo está casi acabado…

Lo equivalente a estar en alta circulación en la radio es estar playlists que tienen mucha audiencia. Llegar a estar en una lista de reproducción que va dirigida directamente al nicho de público al que tú como artista vas dirigido, te garantiza estar siendo escucha una y otra vez, haciendo que tus plays vayan aumentando. Es una ventana muy grande para que el artista independiente se escuche.

Y yo creo que este modelo va a seguir funcionando de esta manera por un buen tiempo…

De un simple intermediario al apoyo en la carrera de un artista

Va a llegar un punto en el que las distribuidoras digitales van a empezar a enfocarse más en el desarrollo del artista, porque realmente el punto es que los artistas independientes sean escuchados.

Muchas veces tienen una buena idea, una buena rola, una buena grabación, pero no está del todo desarrollada, y luego por eso cuesta tanto colocarla. Entonces, si mi trabajo es colocar tu material, trabajemos más contigo antes. Así, en el momento en que yo, como agregadora presente tu canción ante cualquier curador (personas encargadas de seleccionar el material de los playlist) ésta esté bien desarrollada.

Este consejo les doy porque su amigo Edo soy

“La mayoría de las bandas o proyectos, por lo menos tienen una computadora, y eso es más que suficiente.”

¿Qué recomiendo que tomen en cuenta todas las bandas y proyectos independientes que apenas van surgiendo? A el contenido, a sus canciones; y después, casi empatado, lo visual.

Cuando hablo de visual, me refiero a videos: pueden ser video clips, live sessions, post de un preview de una canción mientras la estás componiendo o grabando, etc. Pero que todo eso sea de calidad, que se vea bien, que cree un vínculo con el público. Imagínate lo que hubiera sido en su momento ver un video de John Lennon y Paul McCartney componiendo una canción: eso es algo que podemos hacer hoy en día.

En una situación en donde buscas entrar a un festival de música, y consigues el contacto de la persona encargada de hacer la selección de todos los proyectos, lo primero que va a hacer, antes que meterse a Spotify, es buscarte en YouTube para verte. Si ese contenido no es de calidad, va a ser muy difícil pasar de ahí.

Ya después viene que tu imagen esté bien, que las fotos que subas tengan onda, que tus redes estén bien, etcétera. La mayoría de las bandas o proyectos, por lo menos una computadora si tienen, y eso es más que suficiente.

Les adjuntamos una pequeña lista de algunas distribuidoras musicales que trabajan en México:

 

WhatsApp chat