«El futuro no es de nadie todavía» de Eugenio Ampudia
 en el Museo de Arte Carrillo Gil

«El futuro no es de nadie todavía» de Eugenio Ampudia
 en el Museo de Arte Carrillo Gil

«El futuro no es de nadie todavía» de Eugenio Ampudia
 en el Museo de Arte Carrillo Gil

Por Ceci Rivas

El sábado 21 de mayo la profesora de Historia del Arte de Rec Música, Marisol Pardo, nos dio una visita guiada a la exposición “El futuro no es de nadie todavía” de Eugenio Ampudia.

Eugenio Ampudia representa en su obra el significado del arte y su destino, el porqué existen los museos y sobretodo, decirnos que nada está determinado.

La exposición nos recibió con una instalación móvil cuyos elementos de hierro formaban la palabra “ tiempo», pero esta se iba moviendo haciendo que palabra se convirtiera en garabatos hasta que después de un rato volvía a aparecer. Esta obra nos ilustra el paso del tiempo, y como dijo Marisol: “El presente es lo único que tenemos y aún así se está moviendo.”

Durante todo el recorrido, Marisol nos instaba a discutir las obras y decir lo que nosotros pensábamos que significaba cada una, a reflexionar si la exposición liberaba el arte o la encerraba. Las opiniones fueron variadas en la mayoría de las obras.

Una de las obras que más llamó la atención fue, sin duda, «Impresión Soleil Levant» que nos recibió con una playa simulada, el piso de arena y al fondo una presentación del mar en cuyas olas salían obras de arte. Estuvimos de acuerdo en que significaba que el arte debería estar libre y disponible para cualquier persona que quisiera acercarse.

Llegamos a unas fotografías de Eugenio Ampudia durmiendo en lugares culturales como el Museo del Prado de Madrid, la Alhambre de Granada, la Biblioteca del Palacio Nacional de Ajuda en Lisboa y el Palau de la Música de Barcelona. Muchos de los que íbamos no entendíamos las imágenes hasta que la maestra nos empezó a preguntar: “¿Dónde duerme uno normalmente?” y al responder todos que en nuestra casa, nos dimos cuenta que lo que Ampudia quería, era ofrecernos estos lugares como una casa más, un lugar cercano al que podemos acudir cuando queramos descansar o necesitemos relajarnos.

Al final del recorrido estábamos muy satisfechos de lo que habíamos visto y aprendido. Tener una guía con tantos conocimientos como Marisol Pardo y estar acompañado de tus compañeros que tienen diferentes puntos de vista, hacen que estas visitas sean una experiencia muy agradable.

WhatsApp chat